ESTALLIDO SOCIAL Y LA CRIANZA IRRESPETUOSA.

Tengo una deformación profesional, la vida entera la miro desde el prisma de una educadora, es algo que no se puede sacudir. Todo lo que pasa en el mundo, atraviesa mi pechera de trabajo. Y es que no es sólo mi trabajo, es mi vocación. 

El estallido social, lo siento y observo desde esa perspectiva. No me puedo parar en otra vereda que no sea la de los fundamentos de la crianza con respeto, la famosa “crianza respetuosa”, no me encanta tanto ese nombre, ¿porqué esa distinción?, ¿porqué no basta con decir “crianza”?, ¿hay una crianza sin respeto?, no debería, pero sí, existe. Y está validada por muchas personas, todos los días. 

Cuando se falta el respeto al criar o educar, surgen múltiples dificultades en el desarrollo del cerebro. Ya me he dedicado con fervor este último mes a subir información respaldada desde la neurociencia, que muestra el deterioro y sufrimiento del cerebro de un niñ@ expuesto a la negligencia de sus cuidadores. Hasta antes del estallido social esto era algo difícil de dimensionar, sin embargo, hoy todos ya hemos visto y somos conscientes de lo que ocurre cuando naces para tener una vida lo más parecida al infierno. Para mí, la desigualdad es la peor enfermedad de este planeta. 

Las educadoras de párvulos vivimos proclamando el discurso sobre la importancia del respeto en la crianza, queremos eliminar la violencia como forma de entendimiento. Vemos en nuestra sala una mini sociedad en donde cada uno es, de alguna manera, responsable de resguardar el desarrollo socio emocional de todos los que convivimos día a día en ese mismo espacio. 

Nosotras, así como otros profesionales dedicados a la vida infantil, nos preocupamos de velar por la protección de una infancia sana. Para esto nos mantenemos alertas a:  la calidad de los vínculos afectivos de nuestros alumnos, buscamos la participación de la familia en el proceso educativo, favorecemos el desarrollo emocional por sobre cualquier otro aprendizaje. Nos enojamos con los colegios por su proceso de selección de niñ@s, luchamos contra el exitismo y la competencia mientras se está creciendo, resguardamos el juego como medio natural de aprendizaje, pedimos no exponer más los cerebros a tanto tiempo de pantalla, y así sigue una larga lista de tareas.

Si tú también quieres una infancia que no se tenga que reparar en el futuro, y un país menos violento y más respetuoso, parte por tu nido: tu familia. Te dejo una lista de tareas concretas por dónde puedes empezar:

  • No compres espadas y pistolas de juguete como regalo. NINGUNA.
  • Desvía el juego de l@s niñ@s cuando este consista en matar. No, no se matan las personas ni de juego, tampoco la gente merece morir porque “es mala”.
  • Durante el juego, si tu hijo hace trampa, enséñale que eso no está bien, no es justo para los demás jugadores. Repacen otra vez las reglas juntos.
  • No permitas que tu hij@ se burle de los demás.
  • Fomenta la colaboración, no la competencia.
  • Respeta la diversidad, de todo tipo.
  • La mejor defensa es con palabras y argumentos, no le digas que se defienda con golpes. Enséñale a establecer límites frente a lo que no le gusta o incomoda.
  • No enseñes a tu hijo a mentir.
  • Interviene de inmediato, como adulto mediador, cuando tu hijo pase los límites personales con un amigo. 
  • Válida sus emociones sin importar el motivo.
  • Educa sin sexismo.
  • Sé un buen ejemplo, l@s niñ@s nos observan mucho más de lo que nos escuchan. 

Quiero más ideas, ¡déjenlas en los comentarios!

Un abrazo de oso para toooooooood@s, aunque haga calor. 

Fer : )

13 FORMAS DE FORTALECER EL LENGUAJE EN BEBÉS Y NIÑ@S PEQUEÑOS.

Photo by Magda Ehlers on Pexels.com

El lenguaje es verbal y comprensivo. Generalmente quienes no están habituados a relacionarse con niñ@s, se sorprenden al ver cómo logran comunicarse: “¡Mira entiende todo!”. Efectivamente entienden porque son seres humanos igual que tú, amigo adulto. Que aún no puedan comunicarse en forma verbal, no quiere decir que no exista una intención comunicativa. L@s niñ@s quieren comunicar intenciones, deseos, necesidades, te muestran lo que llama su atención para que vayas decodificando por ellos, quieren saber como se llaman las cosas y en forma innata buscan relacionarse con el medio. 

Al solo hablar con tu hijo ya estás desarrollando su lenguaje, pero hoy vamos a hacer un ejercicio a ver si resulta y me cuentan después que tal les pareció. Pónganse en el lugar de l@s niñ@s y piensen: Si no pudiera hablar, ¿qué es lo que pediría? (a los adultos que me rodean):

1.- Cuando apunto algo dime lo que es, y mientras me respondes, míralo y apúntalo también.Usa un gesto mientras me hablas, si me dices “¿Vamos a almorzar?”, puedes tocar tus labios, así luego puedo hacer el mismo gesto para avisarte que tengo hambre.

2.- Usa un gesto mientras me hablas, si me dices “¿Vamos a almorzar?”, puedes tocar tus labios, así luego puedo hacer el mismo gesto para avisarte que tengo hambre.

3.- Háblame sobre lo que está ocurriendo y cuéntame que es lo que pasará después, así también sabré que esperar, tengo información sobre lo que va a ocurrir. 

4.- Háblame sobre las cosas que yo estoy haciendo, describe mis acciones y sentimientos, me ayuda a aprender sobre estas palabras.

5.- Escucha lo que digo, entablemos mis primeras conversaciones, turnémonos para “hablar” e imita mis balbuceos. Si estoy más grande, responde mis preguntas y da espacio para que yo también responda las tuyas. Me gustan las preguntas abiertas, dónde no hay respuestas correctas o incorrectas, ni tengo que acotarme a decir Si/No.

6.- Sé modelo de oraciones más largas y de mayor calidad: Si te digo “un gato”, puedes decir: “un gato negro caminando sobre nuestro techo”.

7.- Cantemos juntos: Es mucho más entretenido aprender palabras cantando canciones que tienen ritmos que son de mi agrado. 

8.- Llévame a la biblioteca: Léeme libros, permite que los elija, tomarlos en mis manos y explorarlos. 

9.- Haz libros sobre mí: Seguro serán de mi interés, será muy significativo verme en esas páginas. 

10.- Muéstrame las palabras: Si señalas la palabra escrita mientras me la dices, empiezo a entender cómo se conectan las palabras impresas con las habladas.

11.- Sé divertido mientras aprendo, juguemos a hacer sonidos onomatopéyicos: guau, miau, cuac, muu, beee, ssss, entre otros. 

12.- Evita simplificar el lenguaje, si apunto unos pajaritos, cuéntame que se llaman “pájaros”, no les digas “cocó”, por ejemplo. 

13.- Dame tiempo para aprender y explorar, no te centres en llenarme de información, los colores y las letras, las figuras, los números…los aprenderé a mi propio ritmo, dentro de un contexto, en la medida que pasemos tiempo juntos e interactúes conmigo. 

Fer : )

DÍA INTERNACIONAL DE LA NIÑA.

Niña, no pierdas tu espontaneidad.

Cuando era chica quería ser humorista, y antes bailarina…de zapateo americano. 

Me celebraban que fuera un poco loca, de vez en cuando escuchaba un “cálmate un poquito”, me sentía adorable siendo yo, buscando la risa en mí y en los demás.

Siempre estuve en el mismo colegio (mixto) por lo tanto, tampoco tuve mucho que esconder o actuar, un poco más vergonzosa no más, por la adolescencia.  

El deber ser en las mujeres está tan arraigado, que vamos perdiendo nuestra esencia, vamos creciendo y empezamos a comportarnos de acuerdo a lo que los demás esperan de nosotras, el juicio social nos quita la libertad de ser quienes somos.

Me hubiera gustado que alguien me dijera cuando chica que conservara esa espontaneidad para siempre, que era una tremenda virtud en el mundo de las adultas en donde “el deber ser” se ve reflejado en nuestros gustos, formas de reaccionar, de vestir, de opinar….

Así es que, si pudiera retroceder el tiempo y decirme algo, sería eso: no pierdas tu espontaneidad, porque justo ahí está la gracia. 

Fer : )

10 MANERAS DE ENTREGAR REFUERZO A L@S NIÑOS.

¡Qué lindo!, ¡buen trabajo!, ¡súper!, ¡te felicito!, ¡qué seco! son algunas frases que usamos en forma frecuente cuando l@s niñ@s nos muestran u observamos algún logro, puede ser: un dibujo, un salto, cuando se comen toda la comida, al ordenar sus juguetes, entre otras.

Estas frases se pueden usar, pero también hay que considerar que ellos necesitan saber por qué lo que hicieron fue bueno, darles retroalimentación para reconocer sus logros y fomentar su aprendizaje. 

1.- “Te veo”, “te escucho”, “me doy cuenta”… y luego seguir con una descripción: “Separaste los legos por colores, te vi muy concentrado mientras trabajabas”.  

2.- Observar y entregar comentarios sobre su esfuerzo: “¡Encontraste dónde iba la última pieza del puzzle!, estuviste un largo rato buscando su lugar hasta que lo completaste”

3.- Incentívalos a hablar: El aprendizaje logrado se reafirma y fortalece cuando l@s niñ@s hablan sobre este, “esta construcción se ve muy interesante, ¿cómo la hiciste?”.

4.- Fíjate en los detalles: “hiciste muchos puntitos en tu dibujo, y en este lado varias líneas de distintos colores”. Sean descriptivos al observar su creación.

5.- Dale las gracias: “Estaba tan mojado el piso, gracias por secar con el trapero, así evitamos que alguien se resbale en el baño”.

6.- Piensa qué quieres reforzar antes de responder: Podemos enfocarnos en un comportamiento, destacar un valor, en su habilidad para resolver problemas, o en su esfuerzo por auto regularse. “José Domingo que amable, ayudaste a Borja a abrir su pocillo de colación, con todas esas ganas que tenías de comer tu colación”.

7.- Dar retroalimentación no verbal. A veces no es necesario decir nada, a veces les hablamos tanto, que puede ser cansador para ellos y para nosotros. También puede ser significativo para l@s niñ@s: Una palmada suave sobre su espalda, un guiño, una cerrada de ojos, una sonrisa, un choque de palmas, todas estas formas muestran al niño que nosotros sabemos, que estamos al tanto de que están aprendiendo.

8.- Refleja su éxito: Cuando te mire y sonría, cuando hagan ese contacto, puedes agregar: “¡Lo hiciste!, ayer me pediste ayuda y hoy lo puedes hacer solo”.

9.- Exposición: Encuentren juntos un lugar en casa dónde puedan colgar sus creaciones, pídanles fotos o hagan vídeos para mostrar a los demás sus logros. “Hazlo otra vez para mostrarle al Tata que saltas desde muy alto”. 

10.- Extiende el aprendizaje: Después de una experiencia positiva, alienta y desafía a un escalafón más, a conseguir otro logro. “Dibujaste un edificio muy alto, ahora podrías construirlo con los bloques de madera”. 

Fer : )

Pd: Si en este o en algún otro post no me explico bien o quedaron dudas, siempre, siempre, siempre me pueden volver a preguntar. Bienvenidas también las opiniones o desacuerdos, todo eso enriquece nuestro aprendizaje sobre l@s niñ@s.

¡Gracias por leerme!

ESCENARIOS INFANTILES.

Ya es tradición Chilena festejar en jardines y colegios, nuestras fiestas patrias con bailes folclóricos y típicos de nuestro país. Respecto a los escenarios, a mí me pasa que se me aprieta la guata cuando veo a un niño llorando, sin ser contenido, mientras está expuesto al público.

Hay niñ@s que disfrutan bailar y lo gozan, pero no se sienten cómodos sobre un escenario. Cuando esto ocurre, es importante empatizar y ser respetuosos, las necesidades de un niño están por sobre las de los adultos, por lo tanto, el anhelo de papás y mamás por ver a un hijo en una presentación o los deseos de una profe por lucir a sus alumnos, quedan en un segundo plano. A veces pensamos que los niños no tienen vergüenza sólo por el hecho de ser niños, pero ¿a cuántos que estamos leyendo esto nos urge sentirnos expuestos? A mí me da vergüenza hasta alegar por algo, ¿por qué debería ser distinto con ellos?. 

Hay presentaciones de talleres, de fin de año, para el día de la mamá, del papá, etc. Están instauradas como parte de la programación del año dentro de jardines y colegios, así es que, si lo vamos a hacer, debemos procurar que tenga sentido para el niño y que tenga un objetivo o propósito. 

Si son bien manejadas, las presentaciones infantiles pueden ayudar a que a l@s niñ@s desarrollen mayor desplante y seguridad. Habilidades que sin duda van a necesitar más adelante, así será menos terrible exponer y defender una tesis, atender pacientes o público, por ejemplo. Así es el desarrollo evolutivo, debe contar con desafíos que se vayan graduando de acuerdo nuestra edad. 

Toda esta atención que se obtiene sobre el escenario genera distintas sensaciones de acuerdo a las características de cada niño, a algunos la exposición les genera ansiedad y no logran disfrutar de, por ejemplo: una disertación, cuando les cantan cumpleaños feliz, al abrir un regalo, al caerse…hay muchos escenarios en donde l@s niñ@s lloran por sentirse abrumados con la emoción del momento.

Cuando un niñ@ no quiere participar, es importante alentarlo y quemar todos los cartuchos para después tomar una decisión sobre su participación. Es importante averiguar qué es lo que le incomoda, ¡seguramente sí quiere hacerlo!, solo necesita de nuestra guía para ganar confianza. 

Ideas para hacer de las presentaciones una actividad para disfrutar junto a los amigos: 

  • Que elaboren ellos mismos sus trajes
  • Entregar la posibilidad de proponer pasos
  • Elegir a su pareja de baile
  • Que nos cuenten qué música les gusta, permitir que elijan la canción para exista mayor motivación  
  • Asegurarse de que el traje sea cómodo, y considerar que algunos niños tienen dificultades para tolerar ciertas texturas. 
  • Entregarles información y contarles cuándo y donde será la presentación (teatro, sala, patio), contarles quiénes irán a verlos y aplaudirlos. 
  • Entregar instrucciones de manera divertida y usar consignas: “el paso de pato”, “limpio el piso”, “sacudo las moscas”.  
  • Practicar con tiempo, de esta manera lo hacemos cuando tenemos ganas, no importa que haya días sin ensayar. 
  • No presionar, ¡pero sí alentar! 
  • Y por último (y lo más importante) ¡Pasarlo bien en los ensayos!

Cuando agotes tus recursos, cuando haya pasado un tiempo suficiente, podemos tomar una decisión sobre la participación. Podemos revisar junto al niño otras alternativas menos protagónicas, si de esta manera se siente más cómodo: como tocar un instrumento y ser parte de la banda mientras los demás amigos bailan. 

Si en un intento no funciona, ¡no importa!, hay que respetar su ritmo y contarle que de seguro habrá otras oportunidades para volver a intentarlo, ese momento llegará y se sentirá increíble, ¡será una buena cuota de autoestima!

Tenemos que hacer de las presentaciones algo significativo para l@s niñ@s, esa es la mejor manera de aprender. Para una educadora la mejor evaluación es cuando piden que pongas la canción para bailar en la sala, días después de la actuación, ¡bien! la repetición es señal de que les gustó, además de ser un trabajo en equipo del que todos nos sentimos orgullosos. 

¡Apláudanlos mucho… apláudanlos siempre!

Fer : )

LO QUE APRENDÍ CON ESTE VÍDEO.

Este vídeo me llegó por whatsapp al grupo del jardín y lo mandó la capa de psicóloga infantil que tenemos. Para mí fue súper informativo, quiero compartir el contenido con ustedes, ya que me parece muchos estamos manejando de manera incorrecta este tema.

Ante la pregunta, ¿SE PUEDE EVITAR QUE L@S HIJ@S SEAN ABUSAD@S? “NO”, responde tajantemente uno de los protagonistas del vídeo, y tiene toda la razón. Es muy difícil predecir e identificar la presencia de un abusador, porque somos nosotros mismos quienes depositamos un nivel de confianza importante en estos adultos que por lo general, están muy presentes en nuestra vida cotidiana y en la de l@s niñ@s. Lo que sí podemos hacer, es bajar las probabilidades de que un niño siga sufriendo abuso.

 Algunas de las cosas que solemos decir para prevenirlo son:

  1. Nadie te puede tocar (las partes privadas) 
  2. Si alguien te toca tienes que contármelo inmediatamente
  3. “Lo mato”. Amenazamos de muerte al abusador 

Paradójicamente estás indicaciones que entregamos a l@s niñ@s, son justamente las que los ponen en peligro: 

  1. “Nadie te puede tocar”. Es una orden, entonces si alguien los toca, se sienten culpables, y piensan: “me ordenaron que no me dejara tocar y yo me dejé tocar, no hice caso”. 

No es posible pretender que l@s niñ@s se puedan defender de una situación así, existe una desigualdad de condiciones, estamos hablando de adulto v/s niño. 

  •  “Tienes que contármelo inmediatamente”. Lo más probable es que no quieran y no puedan contarlo en el minuto. Puede que pasen semanas o incluso meses antes de contar que fueron abusados, y que justo en el preciso momento que quieran hacerlo, piensen: “mi mamá me dijo que lo contara inmediatamente y no lo hice”. Nuevamente nace la sensación de culpabilidad y volverán a guardar el secreto. 
  • “Lo mato”. El 70% de los abusos infantiles provienen de miembros de la familia, de personas que l@s niñ@s estiman mucho, y que no quieren que sus ma/padres les hagan daño. Tampoco quieren verlos irse a la cárcel. Otra razón del porque l@s niñ@s callan y vuelven a guardar el secreto. 

Entonces, ¿cómo lo hacemos?.

Plantearlo de manera calmada y no como algo terrible. “Nadie debería tocarte, pero puede ocurrir. Si eso pasa, quédate tranquilo porque eso nunca, jamás, va a ser tu culpa, porque tú no sabías que esto iba a pasar. Cuéntamelo cuando puedas, si es antes mejor, y si me lo cuentas tiempo después no importa, nunca te voy a retar por haber esperado. Nunca te voy a retar por contarme cosas de este tipo. Quédate tranquilo que yo a esa persona no le voy a hacer nada malo: no le voy a pegar, no la voy a meter presa, no la voy a matar. Lo único que voy a hacer es lo necesario para que esto no siga pasando”.

De esta manera, afirma el psicólogo Gabriel Cartaña (uno de los autores del vídeo) , se desarticula el miedo y la culpa, encontramos una forma rápida de que l@s niñ@s puedan contar el abuso a sus papás y mamás, y evitamos que esto siga ocurriendo.

¿Qué clase de niñ@s busca el abusador? El que no es mirado por sus ma/padres, entonces, ¿qué hay que hacer? OBSERVARLOS MUCHO y que LOS DEMÁS VEAN que tu ves mucho a tus hijos: en el jardín, colegio, entre amigos y familiares. El abusador escapa de esa clase de niños.

La falta de atención y las indicaciones incorrectas, como las mencionadas anteriormente, hacen que un niño convierta en una presa fácil. No se trata de dar tres instrucciones contra el abuso para luego darnos vuelta y volver a sumergirnos en el mundo adulto “porque es el más importante y no puede esperar”. Se trata de estar siempre presentes y disponibles para l@s niñ@s. 

El crédito del vídeo y de esta valiosa información es de @cartanagabriel y @danilachepi,  a quienes dejo taggeados para que puedan recurrir a sus cuentas de instagram cuando quieran. ¡Muchas gracias por proteger la infancia! 

…. ¡NO SE QUEDEN SIN REVISAR EL VÍDEO!

Fer : ) 

AUTOCONTROL.

Respetar turnos, esperar a recibir la atención del adulto, o a que se desocupe un juguete o material, son situaciones difíciles de manejar. En realidad, ¿habrá algo más latero que esperar? … para l@s que somos ansios@s, la espera puede ser algo realmente desesperante.  

El autocontrol es importante, es saber cuándo y cómo controlar los impulsos. Planear y determinar la dificultad de una tarea, seguir instrucciones, escuchar atentamente durante unos minutos, son acciones relacionadas a esta habilidad. Es recomendable trabajarlas en el jardín y en casa, para esto podemos seguir las siguientes estrategias:

  • Cambia las reglas del juego por unas que sean opuestas: Cuando jueguen “simón dice”, tienen que hacer lo contrario a la instrucción: “Simón dice manos arriba” (tienes que poner las manos abajo). Que sean instrucciones simples y túrnense para entregarlas. 
  • Termina lo que estás haciendo y luego responde a l@s requerimientos: Si estás hablando por teléfono y lo que te dice tu hij@ no es una emergencia, cuéntale que tienes que terminar la llamada y que colgarás en 1 minuto. Esta situación es muy buena para practicar que l@s niñ@s esperen (¡cumple con el tiempo!).
  • Realicen actividades juntos que involucren seguir instrucciones: Cocinen juntos. Lean la receta para seguir el proceso y acudan a ella cada vez que sea necesario. 
  • Ayuda a l@s niñ@s a entender cuánto es el tiempo que tienen que esperar y ofrece actividades para hacer mientras lo hacen: “apenas se duerma tu hermana, vamos a leer libros juntos. ¿Puedes mientras tanto elegir tres cuentos?”.
  • Planten semillas de porotos, lentejas u otra que sea fácil de cultivar: pueden revisarlas a diario para ver su brote y crecimiento. 

Fer : )