ACERCA DE LA SOLIDARIDAD

Resultado de imagen de fundacion educacional amanda cespedes

Sin comentarios

Dra. Amanda Céspedes

Uno de los conceptos más presentes en la discusión pública en relación a los niveles de violencia social alcanzados en los últimos meses ha sido el de solidaridad. Ser solidarios con quienes habitan en las zonas cero y que no pueden huir fácilmente de la toxicidad de las bombas lacrimógenas, de los ataques con piedras, del confinamiento a que les condena la violencia desatada. Y precisamente frente a la violencia social muchos comenzaron a preguntarse ¿cómo se detiene esto? La historia ha mostrado que una solución inesperada es la aparición de un enemigo externo y poderoso que obliga a reorganizarse y a unirse, dejando de lado diferencias que parecían irreconciliables. Y he aquí que ese enemigo ha llegado, en forma de un microorganismo patógeno altamente contagioso, que no respeta clases sociales, género ni ideología, pero sí tiene preferencias muy claras: ataca con especial virulencia a los ancianos y a los portadores de enfermedades crónicas. En pocas semanas, ha resurgido la necesidad de ser solidarios, muy especialmente quienes son niños y jóvenes.

La solidaridad es un concepto humanista íntimamente ligado a la compasión, entendida esta como la sensibilidad frente a la fragilidad y/o sufrimiento ajeno y la consideración irrestricta por la dignidad de ese otro. Hay grados de solidaridad, desde la simple simpatía hasta la entrega al otro con olvido del sí mismo. Hoy día, es decir, en tiempos difíciles, la solidaridad debe ser el sustrato de la construcción y puesta en práctica de las políticas públicas y de las acciones sociales. La solidaridad es hermandad y es ayuda recíproca; es la antítesis del individualismo egoísta. Nos permite ser sujetos activos en vez de objetos pasivos a merced de los vaivenes sociales y nos refuerza la identidad personal y social. Más allá del altruismo, la solidaridad aparece como un conjunto de acciones de cooperación intencionada. Entendida así la solidaridad, es responsabilidad de los adultos inculcar en los niños y jóvenes este sentido de hermandad con otros; como en toda praxis educativa, ello se logra cuando el adulto actúa por modelo y por modelamiento. Si somos sensibles a la fragilidad de algunos frente a este enemigo llamado coronavirus, los niños lo serán también. Y con los más grandes, los adolescentes, a quienes se les ha asegurado que el virus solo les provocará un ligero resfrío, será preciso modelar la solidaridad, solicitándoles acciones concretas y recordándoles que ellos hace pocos meses marchaban llamando a respetar los derechos fundamentales (pensiones dignas, trabajo, salud) y que ha llegado el momento de ser sujetos activos en las acciones de respeto al derecho fundamental a la salud, a través de la protección a los más vulnerables frente a la pandemia.

@fundacion_educacional_amanda

PROTECCIÓN DE LA INFANCIA

Niñas y niños del SENAME viven una realidad muy parecida a la cárcel de adultos: Jerarquías internas, drogadicción, abuso y maltrato, prostitución, e incluso muertes y desapariciones. A este tipo de atrocidades se encuentran expuestos los niñxs institucionalizados, de esto se nutre su desarrollo cognitivo, social y emocional. 

Como país, aún no somos capaces de tener los estándares básicos que postula la ratificación de la Convención de los Derechos del Niñx (1991). Llevamos 30 años de discurso político y lamentablemente el escenario solo empeora. 

Hemos invisibilizado a los más pobres de Chile, tienen entre 0 a 3 años y ninguno de ellos sale en la tele, ni en las redes sociales, no están en nuestro entorno inmediato y probablemente en el lejano tampoco. No los vemos, no existen ni para empresas ni para gobiernos. 

Al sistema económico blindado por nuestra actual constitución, tampoco parece importarle algo más que la productividad, lo que vemos reflejado en el gasto público que se destina a estos temas. Tenemos que terminar con la visión económica de la sociedad y dejar de delegar el cuidado de los más vulnerables a personas de buen corazón y gran voluntad. Para esto es fundamental hacer política y que se logren cambios sustanciales al respecto. 

Chile debe entender que los niñxs no se encuentran en la posición de poder, para defender por sí solos sus derechos fundamentales. Es por esto que deben estar presentes como merecen dentro de nuestra constitución, velar porque estén amparados desde el nivel máximo normativo, y de esta manera lograr proteger la infancia y empezar a ambicionar con una mejor sociedad. 

Necesitamos que la protección de la infancia sea un deber constitucional, asumir los compromisos adquiridos en 1991 y dejar expresamente claro, que Chile reconoce y garantiza los derechos de niños, niñas y adolescentes.

Una de las cosas más serias que me ha regalado mi carrera, es conocer la importancia del amor para sentirse protegido. Lo necesitamos como forma primitiva de supervivencia y es combustible vital para formar nuestro cerebro. “Amar y sentirse amado”, es el principio ético, que como educadora, me tiene tratando de cambiar el mundo. Chile ama a tus niños y dales el calor de ese abrazo que se merecen.

Fer : ( 

Instagram: @laamigaeducadora

Fuentes:

MOTRICIDAD FINA EN VERANO.

@laamigaeducadora

Muchas de las actividades como: vestirse, bañarse, comer, dibujar, requieren el control de los músculos pequeños de las manos, a eso le llamamos: habilidades motoras finas.

Mientras más práctica, mayores son las posibilidades de que lxs niñxs puedan realizar este tipo de trabajos por sí mismos, prescindiendo de nuestra ayuda. Por lo general, interrumpimos más que alentamos. Les hacemos todo por apuretes 😅

Hay muchas actividades cotidianas que pueden aumentar la fuerza muscular, coordinación, y precisión de las manos, aspectos que más adelante serán necesarios para realizar cosas cada vez más avanzadas como: escribir, usar un mouse o tocar un instrumento musical.

Entregando espacio y tiempo, sin querer queriendo, trabajamos la motricidad fina, al:

• Poner la mesa

• Usar tenedor, cuchara y cuchillo para comer (hay unos especiales para niños)

• Servir jugo

• Limpiar la mesa

• Cocinar: Agitar, revolver, picar, cortar, desmenuzar

• Vestirse: Abrochar, desabotonar. Usar cierres, velcrot

• Abrir y cerrar recipientes con tapas

• Cortar con tijeras para niñxs

• Usar Pincel y pintura de dedos

• Jugar con plasticina (¡revisar post antiguo para más ideas con masa o Plasticina!)

• Dibujar y hacer garabatos con diferentes tipos de lápices (el trazo con marcadores necesita menos fuerza que los lápices de palo, por ejemplo)

• Armar rompecabezas

• Usar perros de ropa para colgarla

• Construir con bloques pequeños (sin imán)

• Juegos de mesa

• Manipular títeres de dedos y mano

¿Eres hábil con tu motricidad fina? Yo no, es un mito urbano eso de las educadoras secas para las tijeras jajaja.

Si tienen ideas, déjenlas en los comentarios para que nos copiemos entre todxs.

Fer : )

LAS ÁREAS A LA CASA.

Soy de la vieja escuela, me gusta haber tenido tiempo para aburrirme cuando chica, porque desde ahí llegaron mis ideas más elaboradas para encontrar “algo que hacer” y poder pasarlo bien en los días de verano.

Papás y mamás buscan y buscan formas de entretener a los niñxs en vacaciones, y si bien los panoramas son divertidos, tampoco necesitan gran inversión monetaria, traslados o tanta organización para lograrlo.

En el jardín, una de las instancias más importantes durante la jornada son las áreas, porque estas aseguran un valioso momento para los niñxs. Ellos eligen qué hacer, cómo y con quién. Es decir, es una experiencia reinada por la motivación intrínseca, que ubica al niñx como gestor y protagonista de su aprendizaje, esto hace que todo lo que ocurra ahí, se convierta en una experiencia alta en significado.

Este verano les propongo ¡llevar el espíritu de las áreas del jardín a la casa! 

Yo les cuento como:

Vamos a armar 10 cajas 

(pueden ser cajas de zapatos, de cartón o contenedores plásticos que ya tengan en casa)

1.- Bloques: de madera, de plástico y colores. Incluir tijeras y lápices, para poder hacer caminos, letreros, señaléticas y carteles de edificios. 

2.- Juegos de simulación: Ropa (vestidos, camisas, chaquetas) y accesorios (sombreros, bufandas, joyas, corbatas, bolsos, pañuelos). Que los intereses y la imaginación de los niños guíen su selección de ropa y accesorios.

3.- Arte: Diferentes tipos de papel, materiales para dibujar y pintar. Elementos para hacer hoyitos, como punzones o palitos de brochetas. Tijeras, masa. Materiales con el que puedan experimentar texturas y técnicas plásticas. 

4.- Matemáticas: Juegos de mesa y rompecabezas. Cartones de huevos vacíos, cubetas de hielo, materiales para clasificar (botones, tapas de compota, tapas de botella, cuentas, figuras). Dados, regla y huincha para medir. Incluye hojas y lápices en caso de necesitar hacer registros gráficos como dibujos o anotar medidas de tamaño y distancia. 

5.- Lectura: Cuentos, libros, revistas diferentes temáticas, diarios, recetas médicas, libros de cocina, catálogos. 

6.- Escritura: Papel, marcadores, diferentes tipos de lápices, libretas, cuadernos, hojas blancas y de colores, sobres, regla, scotch, timbres, stickers.

7.- Juegos de agua: Puede ser lavadero o tina, o un recipiente grande con agua (poner alfombra, frazada o toalla para contener derrames) con esponjas, coladores, recipientes y tazas, regadores, gotarios, jarras, pinzas, elementos que flotan y se hunden. Burbujas. 

8.- Cocinar: Delantal de cocina, recetario, pocillos y utensilios de cocina (cucharas, medidores, cubiertos, mezclador), moldes de galletas, corta pasta, uslero, mortero.  

9.- Música: Envases de yogurt, cucharas de palo y metal. Vasos plásticos, tarros de metal.  A los niñxs les encanta crear música mientras cantan con miembros de la familia o inventan canciones juntos.

10.- Ciencia: Lupas, imanes, primas, binoculares, pinzas. Hojas y lápices para tomar registros. Recolecten objetos naturales e investíguenlos usando las herramientas. Invítenlos a observar y a hacer predicciones. 

  • Que los intereses e imaginación de los niñxs, los guíen en la selección o renovación de materiales. 
  • Rotular cajas con palabras y foto para que los niños sepan a cuál acudir según su interés. 
  • Presenta la actividad por primera vez y modela su uso jugando un rato. No seas tú el protagonista.
  • Permite explorar y hacer descubrimientos. 
  • Observa a tu hijo mientras juega, pone atención a los diálogos, interviene sólo cuando sea necesario. Te sorprenderás de todo lo que asoman las áreas respecto al mundo interior de tu hijo.
  • ¡¡Y chao pantallas!! 

Fer : )

¿QUÉ TIENE DE IMPORTANTE JUGAR CON AGUA Y ARENA?

http://@laamigaeducadora

Durante el verano tenemos más posibilidades de jugar con elementos naturales, el agua y arena son un ejemplo de esto.  

Aprovechemos estos recursos en nuestros paseos y vacaciones, agua y arena son esenciales para el aprendizaje por: 

  • Exploración sensorial: Ambos materiales permiten obtener información diferente a través de los sentidos. Ayuda a los niños a relajarse. 
  • Aprendizaje Matemático: Además de jugar con formas y estructuras, promueve el aprendizaje de conceptos y el desarrollo del pensamiento; en qué taza cabe más agua, cuántas tazas necesito para llenar un balde, por ejemplo.
  • Concepto científico: Se pueden establecer hipótesis respecto a qué elementos flotarán y cuales se hundirán, y aprender sobre el movimiento y flujo del agua. 
  • Desarrollo del lenguaje: Entorno al agua y arena se originan conversaciones espontáneas y aparece el juego de simulación. Los adultos hacen preguntas y alientan a que lxs niñxs vayan relatando sus planes e ideas: “que pasaría si…”, “cuéntame sobre…”
  • Habilidades sociales: Al ser áreas solicitadas por todos, niños y niñas deben aprender a respetar turnos de uso y compartir los implementos que se encuentran en ellas. Fomenta el trabajo en equipo, al armar cuidadosamente una torre de arena todos juntos, por ejemplo. 
  • Creatividad: Arena y agua son materiales abiertos, es decir, no tienen un propósito específico. Niños y niñas centran su actividad en el juego en lugar de perseguir el logro de un producto final. Yo soy fan del proceso más que el producto, de la actividad creativa más que de la creación. Es por eso que las manualidades no llaman tanto mi atención, sobre todo durante las edades de niños más pequeños. 

Cómo fomentar el uso de agua y arena:

  • Ambos deben estar disponibles todos los días, puede ser a través de bandejas o áreas de trabajo. La disponibilidad permite el uso creativo y establecer las reglas para jugar en estos centros de trabajo. 
  • Adultos responsables de la sala deben modelar el comportamiento que se espera en estas áreas.
  • Adultos deben proporcionar elementos que permitan un aprendizaje intencional: Tasas para medir, cucharones, embudos, goteros, entre otros.
  • El adulto debe estar monitoreando la experiencia, especialmente con niños más pequeños, para mantener la seguridad en todo momento. 

¡A disfrutar!

Fer : )

ESTALLIDO SOCIAL Y LA CRIANZA IRRESPETUOSA.

Tengo una deformación profesional, la vida entera la miro desde el prisma de una educadora, es algo que no se puede sacudir. Todo lo que pasa en el mundo, atraviesa mi pechera de trabajo. Y es que no es sólo mi trabajo, es mi vocación. 

El estallido social, lo siento y observo desde esa perspectiva. No me puedo parar en otra vereda que no sea la de los fundamentos de la crianza con respeto, la famosa “crianza respetuosa”, no me encanta tanto ese nombre, ¿porqué esa distinción?, ¿porqué no basta con decir “crianza”?, ¿hay una crianza sin respeto?, no debería, pero sí, existe. Y está validada por muchas personas, todos los días. 

Cuando se falta el respeto al criar o educar, surgen múltiples dificultades en el desarrollo del cerebro. Ya me he dedicado con fervor este último mes a subir información respaldada desde la neurociencia, que muestra el deterioro y sufrimiento del cerebro de un niñ@ expuesto a la negligencia de sus cuidadores. Hasta antes del estallido social esto era algo difícil de dimensionar, sin embargo, hoy todos ya hemos visto y somos conscientes de lo que ocurre cuando naces para tener una vida lo más parecida al infierno. Para mí, la desigualdad es la peor enfermedad de este planeta. 

Las educadoras de párvulos vivimos proclamando el discurso sobre la importancia del respeto en la crianza, queremos eliminar la violencia como forma de entendimiento. Vemos en nuestra sala una mini sociedad en donde cada uno es, de alguna manera, responsable de resguardar el desarrollo socio emocional de todos los que convivimos día a día en ese mismo espacio. 

Nosotras, así como otros profesionales dedicados a la vida infantil, nos preocupamos de velar por la protección de una infancia sana. Para esto nos mantenemos alertas a:  la calidad de los vínculos afectivos de nuestros alumnos, buscamos la participación de la familia en el proceso educativo, favorecemos el desarrollo emocional por sobre cualquier otro aprendizaje. Nos enojamos con los colegios por su proceso de selección de niñ@s, luchamos contra el exitismo y la competencia mientras se está creciendo, resguardamos el juego como medio natural de aprendizaje, pedimos no exponer más los cerebros a tanto tiempo de pantalla, y así sigue una larga lista de tareas.

Si tú también quieres una infancia que no se tenga que reparar en el futuro, y un país menos violento y más respetuoso, parte por tu nido: tu familia. Te dejo una lista de tareas concretas por dónde puedes empezar:

  • No compres espadas y pistolas de juguete como regalo. NINGUNA.
  • Desvía el juego de l@s niñ@s cuando este consista en matar. No, no se matan las personas ni de juego, tampoco la gente merece morir porque “es mala”.
  • Durante el juego, si tu hijo hace trampa, enséñale que eso no está bien, no es justo para los demás jugadores. Repacen otra vez las reglas juntos.
  • No permitas que tu hij@ se burle de los demás.
  • Fomenta la colaboración, no la competencia.
  • Respeta la diversidad, de todo tipo.
  • La mejor defensa es con palabras y argumentos, no le digas que se defienda con golpes. Enséñale a establecer límites frente a lo que no le gusta o incomoda.
  • No enseñes a tu hijo a mentir.
  • Interviene de inmediato, como adulto mediador, cuando tu hijo pase los límites personales con un amigo. 
  • Válida sus emociones sin importar el motivo.
  • Educa sin sexismo.
  • Sé un buen ejemplo, l@s niñ@s nos observan mucho más de lo que nos escuchan. 

Quiero más ideas, ¡déjenlas en los comentarios!

Un abrazo de oso para toooooooood@s, aunque haga calor. 

Fer : )

13 FORMAS DE FORTALECER EL LENGUAJE EN BEBÉS Y NIÑ@S PEQUEÑOS.

Photo by Magda Ehlers on Pexels.com

El lenguaje es verbal y comprensivo. Generalmente quienes no están habituados a relacionarse con niñ@s, se sorprenden al ver cómo logran comunicarse: “¡Mira entiende todo!”. Efectivamente entienden porque son seres humanos igual que tú, amigo adulto. Que aún no puedan comunicarse en forma verbal, no quiere decir que no exista una intención comunicativa. L@s niñ@s quieren comunicar intenciones, deseos, necesidades, te muestran lo que llama su atención para que vayas decodificando por ellos, quieren saber como se llaman las cosas y en forma innata buscan relacionarse con el medio. 

Al solo hablar con tu hijo ya estás desarrollando su lenguaje, pero hoy vamos a hacer un ejercicio a ver si resulta y me cuentan después que tal les pareció. Pónganse en el lugar de l@s niñ@s y piensen: Si no pudiera hablar, ¿qué es lo que pediría? (a los adultos que me rodean):

1.- Cuando apunto algo dime lo que es, y mientras me respondes, míralo y apúntalo también.Usa un gesto mientras me hablas, si me dices “¿Vamos a almorzar?”, puedes tocar tus labios, así luego puedo hacer el mismo gesto para avisarte que tengo hambre.

2.- Usa un gesto mientras me hablas, si me dices “¿Vamos a almorzar?”, puedes tocar tus labios, así luego puedo hacer el mismo gesto para avisarte que tengo hambre.

3.- Háblame sobre lo que está ocurriendo y cuéntame que es lo que pasará después, así también sabré que esperar, tengo información sobre lo que va a ocurrir. 

4.- Háblame sobre las cosas que yo estoy haciendo, describe mis acciones y sentimientos, me ayuda a aprender sobre estas palabras.

5.- Escucha lo que digo, entablemos mis primeras conversaciones, turnémonos para “hablar” e imita mis balbuceos. Si estoy más grande, responde mis preguntas y da espacio para que yo también responda las tuyas. Me gustan las preguntas abiertas, dónde no hay respuestas correctas o incorrectas, ni tengo que acotarme a decir Si/No.

6.- Sé modelo de oraciones más largas y de mayor calidad: Si te digo “un gato”, puedes decir: “un gato negro caminando sobre nuestro techo”.

7.- Cantemos juntos: Es mucho más entretenido aprender palabras cantando canciones que tienen ritmos que son de mi agrado. 

8.- Llévame a la biblioteca: Léeme libros, permite que los elija, tomarlos en mis manos y explorarlos. 

9.- Haz libros sobre mí: Seguro serán de mi interés, será muy significativo verme en esas páginas. 

10.- Muéstrame las palabras: Si señalas la palabra escrita mientras me la dices, empiezo a entender cómo se conectan las palabras impresas con las habladas.

11.- Sé divertido mientras aprendo, juguemos a hacer sonidos onomatopéyicos: guau, miau, cuac, muu, beee, ssss, entre otros. 

12.- Evita simplificar el lenguaje, si apunto unos pajaritos, cuéntame que se llaman “pájaros”, no les digas “cocó”, por ejemplo. 

13.- Dame tiempo para aprender y explorar, no te centres en llenarme de información, los colores y las letras, las figuras, los números…los aprenderé a mi propio ritmo, dentro de un contexto, en la medida que pasemos tiempo juntos e interactúes conmigo. 

Fer : )