CÓMO EMPEZAR UN GRAN DÍA.

family of three lying on bed showing feet while covered with yellow blanket
Photo by Simon Matzinger on Pexels.com

“Lávate los dientes”, “colabora y tómate la leche”, “vístete rápido por favor”, “¡estamos atrasados!”…son algunas de las frases que niños y niñas suelen escuchar durante sus  mañanas cuando toda la familia se encuentra en plena semana laboral y de jardín/colegio.

Este momento de tantos quehaceres y con tiempos tan acotados para lograr resolverlo todo, puede ser realmente estresante tanto para padres/madres como para l@s niñ@s. Despertar temprano y tener que “empezar la gran carrera”, abrir los ojos y saber que hay que estar preparados para la lucha del “tómate la leche” o para las pataletas por no querer lavarse los dientes, puede disponer nuestra actitud incluso antes de que nos bajemos de la cama. Las mañanas de Lunes a Viernes son una instancia desafiante, que pone a prueba a cualquiera y que de seguro much@s quisieran realizar con mayor éxito; a veces se transforma en todo un desafío lograr estar listos para salir de casa y a la hora correcta para comenzar una nueva jornada.

Es importante saber que el tono emocional que se vive durante las mañanas dentro de un hogar sirve como base para el día de cada uno de los integrantes de la familia.  Una discusión o pataleta antes de salir de casa, puede ser la razón para que l@s niñ@s tengan una pelea con los amigos o muestren una actitud desafiante para expresar su enojo.

Crear una rutina matutina puede ayudar a liberar un poco de estrés, este probablemente sea un momento que tod@s quisieran aprovechar mejor, para compartir más y no tener que destinar este tiempo a poner límites y entregar instrucciones tipo sargento, sobre todo cuando la realidad de la mayoría de los padres/madres es reencontrarse varias horas más tarde con sus hijos e hijas.

Si nos proponemos organizar una rutina para nuestras mañanas y establecemos tareas de manera definida, lograremos reducir el estrés y estaremos enseñando habilidades importantes para ser más independientes y ganar confianza en sí mismos. Sin duda también habrán menos escenarios para llantos y pataletas.

Voy a compartir con ustedes algunas estrategias, en casa prueben:

  • Utilizar cronograma visual

Contar con imágenes que muestren lo que deben hacer l@s niñ@s, puede ayudarl@s a entender las expectativas de la mañana y estar al tanto de lo que se espera de ell@s. Un “horario visual” en donde se muestre, por ejemplo: tomar la leche, vestirse, lavarse los dientes y todo lo que de acuerdo a su necesidad y realidad familiar les parezca oportuno integrar.

  • Horas de sueño

Asegurar las horas de sueño necesarias. Establecer una hora determinada para ir a dormir y ser consistente con ella. Un niñ@ que no ha descansado lo suficiente con toda seguridad tendrá un difícil despertar.

  • Planificar con anticipación

Buscar la noche anterior la ropa que tu hij@ utilizará al día siguiente.

Dejar mochilas preparadas y libretas revisadas en caso de que exista una petición especial por parte de l@s profes.

Revisar antes de dormir el día que les espera y chequear el cronograma visual, confeccionado ojalá en conjunto para que sea más significativo. Pueden conversar sobre los momentos que componen la rutina de la mañana e ir definiéndolos mientras decoran, pegan y dibujan juntos.

  • Entregar algo de “poder” durante la rutina de la mañana

Ofrezcan opciones razonables entre las que puedan decidir. Podemos pedirles a través de una afirmación firme y amorosa: “Vístete por favor” – y luego entregar inmediatamente una elección – “¿Te gustaría cereal o fruta para el desayuno?”. Para esto hay que tener en cuenta lo siguiente, si cambiáramos la forma y dijéramos: “¿puedes vestirte por favor?” , les estaríamos preguntando en lugar de entregar una instrucción, y cuando uno hace una pregunta es necesario también hacerse cargo de la respuesta, se abren las posibilidades de que ell@s digan “No, no quiero”, es ahí cuando empiezan las discusiones y las pataletas. Hay ocasiones en las que necesitamos que las instrucciones no se pregunten, sino que se entreguen a través de una afirmación cariñosa y respetuosa. Otro ejemplo podría ser: “Te vas a vestir ahora, mientras te preparo algo de comer, ¿quieres queso o palta?”

  • Incluir tiempo de vinculación

Encontrar tiempos de regaloneo y juego: al bañarlos, mudarlos o vestirlos, por ejemplo. No es una tarea anexa, ni tampoco consiste en largas sesiones de juego. Se trata de ese gesto, mirada o jugueteo que nace para sacarles una sonrisa y regalonear juntos. Si ya están aquí leyendo esto, seguro ustedes saben de sobra a lo que me refiero y cómo hacerlo.

  • ¡Alentarlos!

Cuando hayan completado una tarea y sientan que están siguiendo el cronograma visual, háganlo notar: “¡Mira que rápido te lavaste los dientes! Ahora te quedan unos minutos extra para jugar con los trenes”.

Charts con stickers para juntarlos y luego canjearlos por un premio, no es lo que recomiendo para esta ocasión ni para ninguna otra. Hablaremos sobre premios y castigos, pero quisiera contarles que para este caso, lo que provoca el premio es hacer que los niñ@s siempre sientan que deben recibir algo a cambio de realizar sus tareas, las que solo tienen el fin de entregarles herramientas y desarrollar su autonomía, ¿deberían recibir un premio por eso? Yo creo que el poder hacer las cosas por sí solos ya es un “premio”, ¡por supuesto que han ganado algo! Los niños tienen que aprender a cumplir con sus tareas por razones justificadas y motivación intrínseca. Lavarse los dientes, por ejempo, es bueno porque de esta manera cuido mi sonrisa, mis dientes no se enferman, y porque soy capaz de hacerlo sin ayuda, esto es algo que puedo hacer a mí edad y me siento bien haciéndolo, me hace sentir bien conmigo mismo.

 Por otro lado, si no logran juntar los stickers necesarios, ¿no les vamos a dar el regalo?, que pena llegar a tener que decirles: “no lo lograste”, “no lo intentaste lo suficiente”, “no tienes el premio” o “no vamos de paseo”/”no hay pelota”/”no hay helado” o lo que sea objeto de anhelo de sus niñ@s. No sería capaz de dejarlos sin su ansiado juguete, ni tampoco quiero hacerlos sentir de esa manera. Me parece mejor darle las razones suficientes para hacerlo, ser modelo y alentarlo cuando sea algo que no disfruta hacer, como incentivarlos a usar un curioso y entretenido reloj de arena para tomar el tiempo de lavado de dientes, cantar una canción para motivarlos sobre los movimientos correctos del cepillado, y así para el tema que se viva en casa. Una pequeña salida de este tipo, puede mejorar mucho las cosas con l@s niñ@s.

En el Jardín/colegio niños y niñas tienen una jornada que si bien debe ser flexible, es consistente y predictiva, gracias a esta rutina comprenden que deben hacer y que vendrá después, lo que les genera menor ansiedad, mayor confianza y más emoción para participar en lo que viene a continuación. Integrar una rutina matutina generará un cambio de conducta en tod@s, alivianando la carga emocional de cada miembro de la familia.

Es importante que profesor@s y educador@s durante la llegada y bienvenida de los niñ@s, consideren esta carga emocional con la que entran a la sala. Cuéntenle al adulto que esté a cargo de su cuidado, si la mañana ha estado difícil para poder entenderl@s mejor, regalonearlos más o entusiasmarlos con ser ayudantes o algo que sepamos les guste mucho y pueda cambiar su día. Por respeto, no se debe entablar la conversación delante de ell@s, no queremos acusarl@s o exponerl@s a que hablen como si no existieran o no estuvieran presentes. Se nos olvida pero eso es incómodo para tod@s, para los niñ@ también lo es.

Establecer una rutina matutina es una oportunidad que permite nutrir la relación papá/mamá e hij@s. Cuando cada tarea se hace repetitiva, l@s niñ@s pueden practicar, sentirse independientes, y ganar una sensación de confianza y éxito. Una mañana tranquila y cariñosa nos brinda un tono emocional positivo al salir de casa, les regala un gran día a ambos, a ustedes y a sus hij@s.

¡Qué las mañanas difíciles sean las menores!

 

Dejé más abajo un espacio para preguntas y comentarios, cuéntenme lo que quieran : )

 

Ma Fernanda Aguirre C.

 

 

Publicado por

laamigaeducadora

Educadora de Párvulos - Alumni PUC - Sub Directora Jardín Infantil - Yo Elegí Educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .