¡Qué Rico El Calor!

¡Veranista y solcista por acá! Con los días soleados aumentan las posibilidades de salir al exterior, recibir otros estímulos, tener opciones de ejercitar y mover nuestro cuerpo, pero también de adquirir otros conocimientos. Cuando hacemos un paseo por el barrio, la cuadra, la plaza y otros lugares abiertos, podemos realizar interacciones para poder hacer de la caminata algo mucho más entretenido para tod@s.

Salir a caminar nos da una alternativa de poder desconectar a l@s niñ@s cuando se han hecho dependientes a aparatos electrónicos. Los ayuda a concentrarse mejor en el entorno.

Caminen a diferentes horas del día para que puedan ver cambios en la calle y tengan posibilidad de ver cosas nuevas.

La calle y los espacios más naturales, nos entregan información sensorial que podemos ayudar a internalizar verbalizando lo que va pasando: “¡qué grandes son las nubes que se ven en el cielo!”, “¡qué húmedo está el pasto!” – “¿escuchas cómo pasa el avión?” – “¡qué rico el olor de esta flor!

Permitan que la experiencia divertida empiece desde antes de salir de la casa, cantando canciones sobre el clima “el verano llegó llegó”, “viento, viento oh”, entre otras. Alienten a l@s niñ@s a hacerse cargo de tareas como: ponerse bloqueador o su gorro. Es un buen momento para entregar el tiempo necesario para que practiquen abrochar/desabrochar botones y subir/bajar cierres.

Manténganse atent@s a los detalles y a los cambios del camino, recuerden como estaba una planta hace algunos días, o de qué color eran las hojas del ciruelo hace unas semanas atrás.

Pueden llevar:

Lupa

Gotero

Tiza

Cosas que nos podemos encontrar en el camino:

    • Clima: observar con lupa las gotas de agua posadas en piedras, hojas – llenar el gotario con agua de charco para volver a tirarla – observar en qué dirección fluye el agua – jugar con las sombras: jugar a saltarlas o marcarlas con tiza – jueguen a buscar formas en las nubes.
    • Animales: mirar bichitos con lupa (aprovecha los que no se arrancan tan rápido) – observar el movimiento de los animales (pueden imitarlos); cómo se enrolla un chanchito de tierra, el movimiento de las alas de un pájaro – el desplazamiento y agrupación de las hormigas – contar la cantidad de gatos, por ejemplo, que encuentran en el camino – escuchar como ladra un perro – conversar sobre lo que están haciendo los animales en ese minuto.
    • Plantas: observar y comparar formas, tamaños, texturas – calcar hojas frotando un lápiz contra un papel – jugar a recolectar hojas y semillas caídas pegándolas sobre maskintape – comparar sus propias alturas con las de arbustos y plantas – observar y conversar sobre el ciclo de vida de una planta.
    • Rocas: usar la lupa para revisar sus colores y observar los cristales que se forman – tomar piedras para usarlas como tiza en otras piedras o sobre la tierra.

¡Vayan a disfrutar la vida afuera!

Fer : )

Publicado por

laamigaeducadora

Educadora de Párvulos - Alumni PUC - Sub Directora Jardín Infantil - Yo Elegí Educar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .