ESCENARIOS INFANTILES.

Ya es tradición Chilena festejar en jardines y colegios, nuestras fiestas patrias con bailes folclóricos y típicos de nuestro país. Respecto a los escenarios, a mí me pasa que se me aprieta la guata cuando veo a un niño llorando, sin ser contenido, mientras está expuesto al público.

Hay niñ@s que disfrutan bailar y lo gozan, pero no se sienten cómodos sobre un escenario. Cuando esto ocurre, es importante empatizar y ser respetuosos, las necesidades de un niño están por sobre las de los adultos, por lo tanto, el anhelo de papás y mamás por ver a un hijo en una presentación o los deseos de una profe por lucir a sus alumnos, quedan en un segundo plano. A veces pensamos que los niños no tienen vergüenza sólo por el hecho de ser niños, pero ¿a cuántos que estamos leyendo esto nos urge sentirnos expuestos? A mí me da vergüenza hasta alegar por algo, ¿por qué debería ser distinto con ellos?. 

Hay presentaciones de talleres, de fin de año, para el día de la mamá, del papá, etc. Están instauradas como parte de la programación del año dentro de jardines y colegios, así es que, si lo vamos a hacer, debemos procurar que tenga sentido para el niño y que tenga un objetivo o propósito. 

Si son bien manejadas, las presentaciones infantiles pueden ayudar a que a l@s niñ@s desarrollen mayor desplante y seguridad. Habilidades que sin duda van a necesitar más adelante, así será menos terrible exponer y defender una tesis, atender pacientes o público, por ejemplo. Así es el desarrollo evolutivo, debe contar con desafíos que se vayan graduando de acuerdo nuestra edad. 

Toda esta atención que se obtiene sobre el escenario genera distintas sensaciones de acuerdo a las características de cada niño, a algunos la exposición les genera ansiedad y no logran disfrutar de, por ejemplo: una disertación, cuando les cantan cumpleaños feliz, al abrir un regalo, al caerse…hay muchos escenarios en donde l@s niñ@s lloran por sentirse abrumados con la emoción del momento.

Cuando un niñ@ no quiere participar, es importante alentarlo y quemar todos los cartuchos para después tomar una decisión sobre su participación. Es importante averiguar qué es lo que le incomoda, ¡seguramente sí quiere hacerlo!, solo necesita de nuestra guía para ganar confianza. 

Ideas para hacer de las presentaciones una actividad para disfrutar junto a los amigos: 

  • Que elaboren ellos mismos sus trajes
  • Entregar la posibilidad de proponer pasos
  • Elegir a su pareja de baile
  • Que nos cuenten qué música les gusta, permitir que elijan la canción para exista mayor motivación  
  • Asegurarse de que el traje sea cómodo, y considerar que algunos niños tienen dificultades para tolerar ciertas texturas. 
  • Entregarles información y contarles cuándo y donde será la presentación (teatro, sala, patio), contarles quiénes irán a verlos y aplaudirlos. 
  • Entregar instrucciones de manera divertida y usar consignas: “el paso de pato”, “limpio el piso”, “sacudo las moscas”.  
  • Practicar con tiempo, de esta manera lo hacemos cuando tenemos ganas, no importa que haya días sin ensayar. 
  • No presionar, ¡pero sí alentar! 
  • Y por último (y lo más importante) ¡Pasarlo bien en los ensayos!

Cuando agotes tus recursos, cuando haya pasado un tiempo suficiente, podemos tomar una decisión sobre la participación. Podemos revisar junto al niño otras alternativas menos protagónicas, si de esta manera se siente más cómodo: como tocar un instrumento y ser parte de la banda mientras los demás amigos bailan. 

Si en un intento no funciona, ¡no importa!, hay que respetar su ritmo y contarle que de seguro habrá otras oportunidades para volver a intentarlo, ese momento llegará y se sentirá increíble, ¡será una buena cuota de autoestima!

Tenemos que hacer de las presentaciones algo significativo para l@s niñ@s, esa es la mejor manera de aprender. Para una educadora la mejor evaluación es cuando piden que pongas la canción para bailar en la sala, días después de la actuación, ¡bien! la repetición es señal de que les gustó, además de ser un trabajo en equipo del que todos nos sentimos orgullosos. 

¡Apláudanlos mucho… apláudanlos siempre!

Fer : )

LO QUE APRENDÍ CON ESTE VÍDEO.

Este vídeo me llegó por whatsapp al grupo del jardín y lo mandó la capa de psicóloga infantil que tenemos. Para mí fue súper informativo, quiero compartir el contenido con ustedes, ya que me parece muchos estamos manejando de manera incorrecta este tema.

Ante la pregunta, ¿SE PUEDE EVITAR QUE L@S HIJ@S SEAN ABUSAD@S? “NO”, responde tajantemente uno de los protagonistas del vídeo, y tiene toda la razón. Es muy difícil predecir e identificar la presencia de un abusador, porque somos nosotros mismos quienes depositamos un nivel de confianza importante en estos adultos que por lo general, están muy presentes en nuestra vida cotidiana y en la de l@s niñ@s. Lo que sí podemos hacer, es bajar las probabilidades de que un niño siga sufriendo abuso.

 Algunas de las cosas que solemos decir para prevenirlo son:

  1. Nadie te puede tocar (las partes privadas) 
  2. Si alguien te toca tienes que contármelo inmediatamente
  3. “Lo mato”. Amenazamos de muerte al abusador 

Paradójicamente estás indicaciones que entregamos a l@s niñ@s, son justamente las que los ponen en peligro: 

  1. “Nadie te puede tocar”. Es una orden, entonces si alguien los toca, se sienten culpables, y piensan: “me ordenaron que no me dejara tocar y yo me dejé tocar, no hice caso”. 

No es posible pretender que l@s niñ@s se puedan defender de una situación así, existe una desigualdad de condiciones, estamos hablando de adulto v/s niño. 

  •  “Tienes que contármelo inmediatamente”. Lo más probable es que no quieran y no puedan contarlo en el minuto. Puede que pasen semanas o incluso meses antes de contar que fueron abusados, y que justo en el preciso momento que quieran hacerlo, piensen: “mi mamá me dijo que lo contara inmediatamente y no lo hice”. Nuevamente nace la sensación de culpabilidad y volverán a guardar el secreto. 
  • “Lo mato”. El 70% de los abusos infantiles provienen de miembros de la familia, de personas que l@s niñ@s estiman mucho, y que no quieren que sus ma/padres les hagan daño. Tampoco quieren verlos irse a la cárcel. Otra razón del porque l@s niñ@s callan y vuelven a guardar el secreto. 

Entonces, ¿cómo lo hacemos?.

Plantearlo de manera calmada y no como algo terrible. “Nadie debería tocarte, pero puede ocurrir. Si eso pasa, quédate tranquilo porque eso nunca, jamás, va a ser tu culpa, porque tú no sabías que esto iba a pasar. Cuéntamelo cuando puedas, si es antes mejor, y si me lo cuentas tiempo después no importa, nunca te voy a retar por haber esperado. Nunca te voy a retar por contarme cosas de este tipo. Quédate tranquilo que yo a esa persona no le voy a hacer nada malo: no le voy a pegar, no la voy a meter presa, no la voy a matar. Lo único que voy a hacer es lo necesario para que esto no siga pasando”.

De esta manera, afirma el psicólogo Gabriel Cartaña (uno de los autores del vídeo) , se desarticula el miedo y la culpa, encontramos una forma rápida de que l@s niñ@s puedan contar el abuso a sus papás y mamás, y evitamos que esto siga ocurriendo.

¿Qué clase de niñ@s busca el abusador? El que no es mirado por sus ma/padres, entonces, ¿qué hay que hacer? OBSERVARLOS MUCHO y que LOS DEMÁS VEAN que tu ves mucho a tus hijos: en el jardín, colegio, entre amigos y familiares. El abusador escapa de esa clase de niños.

La falta de atención y las indicaciones incorrectas, como las mencionadas anteriormente, hacen que un niño convierta en una presa fácil. No se trata de dar tres instrucciones contra el abuso para luego darnos vuelta y volver a sumergirnos en el mundo adulto “porque es el más importante y no puede esperar”. Se trata de estar siempre presentes y disponibles para l@s niñ@s. 

El crédito del vídeo y de esta valiosa información es de @cartanagabriel y @danilachepi,  a quienes dejo taggeados para que puedan recurrir a sus cuentas de instagram cuando quieran. ¡Muchas gracias por proteger la infancia! 

…. ¡NO SE QUEDEN SIN REVISAR EL VÍDEO!

Fer : ) 

AUTOCONTROL.

Respetar turnos, esperar a recibir la atención del adulto, o a que se desocupe un juguete o material, son situaciones difíciles de manejar. En realidad, ¿habrá algo más latero que esperar? … para l@s que somos ansios@s, la espera puede ser algo realmente desesperante.  

El autocontrol es importante, es saber cuándo y cómo controlar los impulsos. Planear y determinar la dificultad de una tarea, seguir instrucciones, escuchar atentamente durante unos minutos, son acciones relacionadas a esta habilidad. Es recomendable trabajarlas en el jardín y en casa, para esto podemos seguir las siguientes estrategias:

  • Cambia las reglas del juego por unas que sean opuestas: Cuando jueguen “simón dice”, tienen que hacer lo contrario a la instrucción: “Simón dice manos arriba” (tienes que poner las manos abajo). Que sean instrucciones simples y túrnense para entregarlas. 
  • Termina lo que estás haciendo y luego responde a l@s requerimientos: Si estás hablando por teléfono y lo que te dice tu hij@ no es una emergencia, cuéntale que tienes que terminar la llamada y que colgarás en 1 minuto. Esta situación es muy buena para practicar que l@s niñ@s esperen (¡cumple con el tiempo!).
  • Realicen actividades juntos que involucren seguir instrucciones: Cocinen juntos. Lean la receta para seguir el proceso y acudan a ella cada vez que sea necesario. 
  • Ayuda a l@s niñ@s a entender cuánto es el tiempo que tienen que esperar y ofrece actividades para hacer mientras lo hacen: “apenas se duerma tu hermana, vamos a leer libros juntos. ¿Puedes mientras tanto elegir tres cuentos?”.
  • Planten semillas de porotos, lentejas u otra que sea fácil de cultivar: pueden revisarlas a diario para ver su brote y crecimiento. 

Fer : )

PATITO DE GOMA. Icono de la cultura popular.

https://www.instagram.com/laamigaeducadora/

La historia de estos patitos de goma se remonta al siglo XIX, cuando su piel era tan dura que servían más para mascar que para jugar con ellos en el agua. Varios años después, Peter Ganine, un escultor ruso, fue quién le dio las características necesarias para que fuera más blando y pudiera flotar en el agua.

Hace 27 años un contenedor cayó al océano con 28 mil patitos, después de esto, personas podían ver como iban llegando a diferentes playas del mundo. Debido a esta experiencia, algunos oceanógrafos pudieron desarrollar nuevas investigaciones, ya que al reconstruir los probables trayectos de los patitos, pudieron establecer que un objeto se demora tres años en completar el círculo o “giro oceánico” en aquellas corrientes. 

Este amigo Pato llegó a la fama mundial e incluso fue incorporado al salón de la fama del juguete. Debido a su versatilidad y simplicidad, podemos usarlo no sólo durante el baño sino que también en otros momento de juego con l@s niñ@s.

Revisemos otras actividades que podemos realizar con este animal tan tan tan amarillo:

  • Escribir historias. Podemos poner patitos en el área de lecto escritura y pedir a l@s niñ@s que escribamos una historia, podemos ponerles nombre a los patos.
  • Aprender sobre cosas que flotan y cosas que no. ¿Qué significa flotar?, ¿Qué significa hundirse?. Hagan hipótesis sobre los patos que están llenos de agua y los que están vacíos.
  • Proceso lecto escritor. Escriban una letra del abecedario debajo de cada pato. Hagan coincidir los patos con fichas que contengan la misma letra o cosas que empiecen con esas letras. 
  • Lean con patos. Pongan en una canasta varios patos y algunos cuentos sobre patos como: “Los tres patitos y el gran tesoro”, “Los patos no sabemos nadar, “Ana y los patos”, “Al agua patos”, “Mini cuentos de gatos y patios”, “Los patos no tienen ombligo”, “Un par de patos”, “Pato conejo”, entre otros.
  • Geografía. Pueden revisar con detalle la historia de los patos que se escaparon del container en 1992 y los diferentes lugares a donde fueron llegando. Además de intervenir con información valiosa sobre el cuidado del mar y los desechos. 
  • Pesca milagrosa. Peguen rigurosamente imanes a los patos y busquen una vara para poder agarrarlos. Así estarán trabajando motricidad fina (coordinación óculo manual)
  • Manipulación. Son suaves y blandos, jugar con los patos de goma ayuda a l@s niñ@s a relajarse y mantenerse calmados.
  • Comparar. Pidan a l@s niñ@s que encuentren objetos más grandes o más chicos que el pato de goma.
  • Relaciones espaciales. Entreguen instrucciones, “pon el pato arriba de tu cabeza”, “Pon el pato atrás de la silla”. Pueden turnarse y luego dar ellos las indicaciones.
  • Cuantificación. Revisen cuántos patos pueden caber en un canasto.
  • Patrones. Pongan 6 patos mirando hacia la derecha, izquierda, arriba, abajo. Pidan a l@s niñ@s seguir el patrón con otros patos hasta que se acaben. Inventen sus patrones.
  • Esquivar obstáculos. Hagan carreras e interpongan los patos como obstáculos que l@s niñ@s deban ir saltando. 
  • Equilibrio. Jueguen a mantener por varios minutos el pato sobre la cabeza. Agreguen dificultad pidiendo a l@s niñ@s que suban la mano izquierda, suban el pie derecho, cierren un ojo, entre otros. 
  • Formas geométricas. Dibujen formas en el piso y pidan que los vayan lanzando de acuerdo a la instrucción: “todos los patos a nadar al cuadrado”.

¿Sabían ustedes que en EE.UU ya le dedicaron un día al patito?, el 13 de Enero nos preocuparemos de conmemorarlo ¡Cuac, cuac!

Fer  : )

(yo tengo un patito en la casa, ese sirve para lavar ollas)

DÍA DEL NIÑO Y DE LA NIÑA: YA TIENEN SUFICIENTES JUGUETES. PAPÁ, MAMÁ, Y EL JUEGO.

https://www.instagram.com/laamigaeducadora/

Mis días de la niña fueron lindos porque en esta fecha no recibía regalos, íbamos a comer comida china todos juntos, y para mí eso era lo mejor. Igual me quedaba pensando en el juguete de moda o mirando el catálogo, cuando somos chic@s vivimos bombardead@s de comerciales, pero al final del día yo era muy feliz en familia comiendo wantanes. Eso es lo que recuerdo de este día y seguro el juguete del momento quedó en el olvido. 

El mejor regalo es construir momentos importantes juntos. L@s niñ@s no necesitan más juguetes, necesitan una infancia bonita que recordar con calorcito familiar. ¿Qué le regalamos a l@s niñ@s? lo que más les hace falta o lo que nunca les va a sobrar como ese juguete que está demás en la casa, ell@s necesitan jugar contigo.

A veces cuesta salir del rol de adulto y convertirse en un compañero de juegos de l@s niñ@s, a algun@s nos resulta más fácil, a otr@s no tanto, sobre todo porque aún hay papás y mamás que creen que dejan su rol de autoridad al ponerse a la altura de los hij@s. 

Yo como amante y defensora del juego, les digo que no pueden perderse esta instancia con sus hij@s. Esta actividad es su medio natural de aprendizaje, y está demostrado que proporcionar experiencias ricas y variadas de juego, aumenta su aprendizaje temprano: El poder del juego para apoyar el desarrollo cognitivo. El juego es el trabajo de l@s niñ@s, nunca caigan en el error de considerarlo menos valioso que el aprendizaje formal. 

Una de las certezas que existen respecto al tema: padres/madres y el juego, es como a algun@s les es difícil o no se sienten tan competentes y hábiles al momento de jugar con sus hij@s. Existe inseguridad al momento de tener que involucrarse en una experiencia lúdica con l@s niñ@s. La agenda ocupada y las preocupaciones hace que sea difícil salir de su zona de confort. Es necesario cambiar el switch y encontrar nuestro lado lúdico, porque ahí está. 

Si no sabes cómo acercarte y compartir con tus hij@s, acá te dejo algunas recomendaciones, ¡estoy segura de que puedes hacerlo!

  • Siéntate en el suelo, y antes de intervenir, observa lo que esta haciendo tu hij@. Eso permitirá que puedas conocer sus intereses y entender lo que está aprendiendo. Aquí es cuando los adultos nos sorprendemos de lo concentrados que pueden permanecer realizando alguna actividad. 
  • Di lo que ves. En lugar de decir “¡Qué lindo!”, “¡Qué choro!”, entrega retroalimentación sobre lo que está haciendo “¡Una torre alta!”, “¡El auto giró en la pista!” Demuestra que has visto el logro o descubrimiento que ha hecho. No te quedes sólo en las palabras, también puedes usar gestos como un guiño cómplice. 
  • Extiende el juego. Ofrece otros materiales, guíal@ hacía otros logros. Si está jugando a servir el té, puedes establecer situaciones como: “Este té está muy caliente, ¿cómo me lo puedes enfriar?”, “Los animales se van a escapar de la granja, sería bueno que tuvieran una casa”. 
  • Jueguen y aprendan junt@s. L@s niñ@s siempre están observando, cuando te ven haciendo un descubrimiento o lograr algo, les estás dando un lindo ejemplo: esto es parte de la vida, nunca dejamos de aprender. 

Relájense, desconéctense y ¡pásenlo muy muy bien!

Fer : )

Y si quieren jugar, comer wantanes y además regalar un juguete, recuerden #cambiarlasreglasdeljuego y alejarse de los juguetes estereotipados. 

#educacionnosexista #educacionfeminista

LA IMPORTANCIA DE LAS PREGUNTAS ABIERTAS.

http://@laamigaeducadora

L@s niñ@s están acostumbrad@s a recibir instrucciones y recordatorios, pero pocas veces lo hacemos en forma de preguntas. Las preguntas l@s ayudan a reflexionar sobre sus acciones y desarrollan la capacidad de pensar sobre su comportamiento antes de hacerlo. 

“¿Qué pasó aquí?, pueden decir, por ejemplo, ante algún acontecimiento inesperado como mojarse los puños con agua. 

Los sentimientos que expresamos cuando entramos en diálogo con l@s niñ@s son muy importantes, saben cuando estamos enojad@s con ell@s. Si mostramos rabia, pueden sentir ansiedad/miedo, y no lograr hacer el ejercicio de pensar sobre su comportamiento. En cambio, si mantenemos la calma y la calidez al hacer preguntas guías durante el diálogo, los comportamientos problemáticos terminan más rápido y se vuelven menos comunes.  

Much@s aún piensan que si no hay castigo “se saldrán con la suya”, pero los castigos no sirven para lograr que l@s niñ@s aprendan. Si la experiencia durante el tiempo con su cuidador ha sido gentil, no tendrán miedo, podrán pensar sobre su comportamiento porque sentirán que ese adulto tiene paciencia con el aprendizaje de sus errores. 

Hacer una pregunta antes de una acción, es otra forma de llegar al comportamiento que buscamos desarrollar. Preguntar, “¿Hace frío afuera?” puede guiarl@s en su vestimenta en lugar de entregar directamente la instrucción: “ponte la parka”.

Preguntarle a un niñ@ sobre su comportamiento puede hacer que este mism@ se detenga y lo piense mejor. Las mejores preguntas son las abiertas, aquellas que exigen más que una respuesta de sí o no. Ejemplos:

  •  ¿Qué pasa cuando le quitas el tete a tu hermana?
  •  ¿Por qué es saludable que te cepilles los dientes?
  •  ¿Cuáles son las ideas sobre “portarnos bien”  que se nos ocurrieron para ir al supermercado?
  • ¿Qué problemas pasan cuando corres dentro de la casa?

Hacer preguntas abiertas a l@s niñ@s motiva a que instalemos importantes conversaciones con ell@s, nos ayuda a construir una relación afectiva y ayuda a desarrollar el cerebro de l@s niñ@s. Las preguntas abiertas permiten que se les ayude a pensar cómo quieren comportarse, apoya la reflexión y desarrolla el autocontrol a través del tiempo. 

Fer : )

EL NOMBRE. (Y EL APODO)

http://@laamigaeducadora

Además de ser un derecho desde el nacimiento, el nombre tiene un gran componente social. 

Hay nombres que tienen significados y otros que tienen profundas historias detrás. Nuestros papás y mamás nos entregan un nombre esperando que desde ahí nos identifiquemos y empecemos a construir nuestra personalidad, es por lo que algunos, por ejemplo, evitan diminutivos, porque quieren ver rasgos como el carácter en sus hijos: “quiero que le digan Sofía, no Sofi”. 

En mi casa, si alguien se refiere a mí como: “María Fernanda”, sé que a continuación viene un llamado de atención por algo que hice o dejé de hacer, y cuando era niña, esto era una alarma de que ya me habían descubierto “en algo”. Yo en mi familia soy Kuki, ¡y me gusta! porque que, en mi caso, mis dos nombres juntos están asociados a situaciones tensas. ¡Qué importante es el nombre!

El primer abecedario de los niños está formado por las letras que conforman su nombre. Cuando se inician en el proceso lecto – escritor, el nombre (además de “Mamá”) suelen ser las primeras palabras que les llaman la atención y por el que muestran mayor interés en aprender a escribir. Quieren verlo y reconocerlo en todas partes, “esa es mi letra” dicen mientras ven algún logo de marca. El nombre les ayuda a saber cuáles son sus pertenencias y muy pronto quieren escribirlo para ellos mismos identificar, por ejemplo, sus propias creaciones artísticas. 

Son esas letras y ese preciso orden, los que componen su nombre. El niño lo atesora desde el ámbito afectivo y cognitivo, es tan importante para su identidad, que les produce gran motivación aprenderlo. 

En edad preescolar, el nombre es algo muy importante y por lo tanto debemos cuidarlo, los invito a usarlo de la mejor manera y poner, por lo tanto, más cuidado al uso de apodos o sobrenombres. 

Los apodos pueden convertirse en etiquetas negativas y en robos de autoestima, pueden incluso, condicionar la conducta: “soy la flaca”, cuido excesivamente mi peso.

Deberíamos evitar los apodos, en ellos existe una vía que nos dirige hacia el bullying. Los sobrenombres no pueden basarse en el aspecto físico, religión, raza o clase social. No deben ser aceptados apodos de ese tipo, bajo ninguna circunstancia. 

“Yo no me llamo gordito”, “Yo no me llamo guatón”, dice la canción “Llámame por mi nombre” del grupo “Banda Sabandijas”. Este es un buen recurso para trabajar el nombre con los hijes en casa o con los niñes en el jardín. 

¿Y a ustedes como les decían en su casa?, los apodos cariñosos no etiquetan. Se dicen en ocasiones tan especiales que finalmente terminan asociadas a recuerdos placenteros, como: “te extrañé tanto kukita”.

¿Algún apodo que te hiciera sentir bien o te traiga algún recuerdo?

¿Uno que odies? y quieras erradicar ya!

Nos leemos : )

Fer “la Kuki” Aguirre.